Cada hora llama a un script, recibe un texto y lo publica en Twitter